La industria agavera generó gran parte del daño en las ruinas, lo que ha dificultado en gran parte su reconstrucción y estudio. En esta imagen podemos observar los cultivos de agave azul cercanos a uno de los Guachimontones, antes de iniciadas las excavaciones.